Y de nuevo, el Golden Gate

No sabemos cómo ha sido pero ya ha llegado el último día, el miércoles 7 de abril, en que tendremos que devolver la moto. No nos va a sobrar ni un día. Las últimas millas las paladeamos circulando especialmente lentos. Al poco de salir de Monterey, se nos escapó volando el mapa rayado, pegado y apedazado que nos había acompañado todo el viaje. El mal sabor de la pérdida era de tipo sentimental, ya que no nos hacía falta para este tramo final. Ya habíamos renunciado a entrar en San Francisco por las colinas como era la intención inicial. Otro pendiente que nos queda. Solamente quedaba seguir las indicaciones hacia San Francisco, básicamente el río del tráfico principal.

Los nombres de las salidas nos recuerdan que estamos recorriendo el mítico Silicon Valley: Palo Alto, Cupertino, etc. El área de la Bahía de San Francisco es fantástico.

De nuevo, San Francisco. De nuevo, el Golden Gate. De nuevo, los tranvías y las calles empinadas.

Fuimos a visitar la calle Lombard, la calle más empinada del mundo. Para poder circular por ella, hicieron un curioso diseño en zig-zag. Esta calle ha salido en numerosas películas y es uno de los puntos más visitados de la ciudad.

El barrio chino de San Francisco es otro lugar ineludible. Nos dedicamos a buscar la fábrica original de las típicas galletitas con mensaje. Y tras entendernos por señas con un par de chinos que no hablaban inglés, logramos ubicarnos y encontrar el lugar donde las fabrican y empaquetan. Cargamos con varios paquetes de galletas como regalo original. Más tarde, al hacer las maletas nos dimos cuenta del error que suponían por la dificultad para llevarlas hasta Barcelona sin romperlas. ¿Adivináis donde pusimos parte de las bolsas?. En el interior de los cascos… je,je….

Por la tarde hicimos una escapada a Alcatraz. La famosa isla frente a la ciudad que fue la cárcel de máxima seguridad durante unos años. La visita está muy bien organizada y te puedes hacer la idea de lo que era vivir en Alcatraz. Pero la mayor crueldad no son las duras condiciones de la cárcel, sino que se me antoja que debe ser el tener la visión permanente de la ciudad de San Francisco desde las ventanas de la cárcel, como un recuerdo permanente de la libertad perdida.

Un poco tristes por el final del viaje, vamos a devolver la Harley Davidson a la agencia de alquiler. La verdad es que la moto se ha portado bien durante el viaje. Nos reciben con alegría y se interesan por saber cómo ha ido el viaje. A la moto solamente le dedican un rápido golpe de vista y se dedican a hacernos pasar un rato agradable en la entrega preguntando por el viaje y como hemos sentido la moto. Buena gente. Un sitio plenamente recomendable. Hacen cuentas de las millas recorridas: 2.406 millas en 13 días. Nos comentan que el promedio diario es una cifra más alta de lo habitual en los alquileres.

Ha sido muy bonito y emocionante revivir el viaje para compartirlo con todos vosotros.

¡Nos vemos en la carretera!

Ficha de ruta día 13: miércoles 7 de abril de 2010

Itinerario: Monterey – Ruta 101 – Marina – Los Altos – Palo Alto – San Mateo – San Bruno – San Francisco

Distancia recorrida: 103 millas (166 Kilómetros)

Distancia acumulada: 2.406 millas ( 3.880 Kilómetros)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies